STANISLAO

STANISLAO
Refugio APANOT Tenerife

domingo, 2 de diciembre de 2012

BENGAL, ¡adoptada!

Hace algunas semanas nuestra amiga Raquel Pitti (adoptante de nuestro MICHI, ahora "Sultán") se vino con su marido Jose directa a conocer a BENGAL. Un familiar suyo quería un perrito, y ellos eran los encargados de subir a Icod para echar un vistazo. Entre tanto peludo que había conocido por internet, no entendía qué tenía BENGAL que la enamoró nada más ver su foto, así que quiso salir de dudas en persona. Ese domingo fue uno de los más lluviosos del año en APANOT, pero a Raquel y a Jose eso les importó poco, y paraguas en mano y barro por todos lados, surgió el amor. 

Al día siguiente BENGAL decía adiós al refugio, pero sus indudables encantos hicieron que los planes sufrieran algunos cambios... y es que, algunos días después, Raquel y Jose decidieron que BENGAL ahora sería "RUBIA" y que su casa era también la de ella.

Así nos cuenta la propia Raquel la experiencia con BENGAL, una de las perritas más miedosas del refugio, dejándonos claro que este tipo de peludos sólo necesitan mucho amor, mucho cariño, mucha confianza y sólo un poquito de paciencia, y que la recompensa con cada pasito que dan, es más que gratificante. Gracias, Raquel, Jose y Sultán, por la oportunidad que le han dado a nuestra rubita miedosa...

"Lo de la familia numerosa lo llevamos cada vez mejor. La enana se está esforzando ni se imaginan cómo por ir superando sus miedos, y en cuanto se convenza de que mi marido no la va a matar después de mimarla todo irá bien:P. Sultán me está ayudando un montón y me he dado cuenta realmente del pedazo de perro con el que llevo viviendo casi 4 años: juega un montón con ella (sacrificando sus 18 horas de sueño diarias naturales en él jajajaja) de manera que ella con el juego coja confianza, y desde entonces está cada vez más suelta y ya no se pasa el día escondida debajo del sillón o de la mesa (la primera semana no hubo manera de que saliera de allí sino para comer y para que yo la mimara). Ella lo adora y lo sigue a todas partes, y le encanta dormir con él en su manta, una pasada la verdad. No deja uno de sorprenderse nunca con los peludos y las cosas que nos enseñan. Juega cada vez más con los otros perros en el parque canino y sabe ponerlos a raya (la muy geniuda) y salir a la calle ya no es tan traumático como los primeros días, claro, a fuerza de pasar horas y horas en la calle ya se va acostumbrando a los coches y la gente, aunque lo de dejarse tocar por extraños no lo lleva bien y se esconde, pero bueno, poquito a poco.
 
Lo que yo no sabía de la gordita es que es totalmente una criatura del swampland: qué forma de comer!!!! Cuando saco los platos de la cocina va delante mío haciendo cabriolas y come todavía más rápido que Sultán!!! Luego le entra la locurita y se pone a lamer todos los platos como una loca y se lo acaba poniendo de sombrero, hasta Sulti se asusta de verla... Jajajajajaa!!!!! No me extraña que estuviera gordita (ahora con el ejercicio que le estoy metiendo está más flaquita).
 
Ya iré contando los avances que hace mi Rubia guapa, pero hasta la fecha les puedo decir que cada vez que sale a curiosear y deja atrás el miedo se me salen las lágrimas. Jose y yo estamos que se nos cae la baba con nuestros dos amores, y cualquier cosa que diga se queda corta.
 
Muchos besotes!!!!!!"

Porque te lo merecías como nadie... ¡A SER FELIZ!