STANISLAO

STANISLAO
Refugio APANOT Tenerife

martes, 18 de diciembre de 2012

MONKEY, una despedida que no es despedida


MONKEY llegó hace menos de un mes con una desnutrición bastante grave, tras la visita al veterinario y los correspondientes análisis, los resultados no eran buenos. Tanto tiempo abandonado, con escasa alimentación le llevó a tener una anemia bastante grave.

Tras muchos cuidados y mucha fuerza de voluntad por tu parte, sólo pudimos arroparte mientras lentamente se te iba escapando la vida como si de un sueño se tratara. Ahora estás allí, en ese lugar mágico donde se encuentran nuestros ángeles, las estrellas más bonitas y brillantes del firmamento que iluminan cada noche ese lugar tan especial llamado Apanot. El mismo que te acogió y supo hacerte olvidar tanto miedo para convertirlo en amor, en dónde se encuentra la única familia que conociste y en dónde nunca, nunca se olvidan de cada animalito que un día estuvo allí y nunca te olvidaran.

Vuela alto pequeño, muy alto para que desde arriba puedas ver que en la vida también hay cosas bonitas, no te lleves el recuerdo de lo malo.

"Hasta pronto" Monkey, algún día nos encontraremos todos en ese maravilloso lugar, donde vais los perros cuando nos dejáis ese gran vacío a las personas.







"Después de todo la muerte es sólo un síntoma de que hubo vida"