Portagonista de la semana: Proyecto APANOT

Portagonista de la semana: Proyecto APANOT
Refugio APANOT Tenerife

miércoles, 17 de abril de 2013

MARTIN, ¡adoptado!

MARTIN al llegar a APANOT, en mayo de 2012
MARTIN llegó a APANOT en mayo de 2012, bastante descolocado y desorientado. No tenía ni idea de qué hacía en un refugio, y su estado de desnutrición era tan avanzado, que a pesar de su pelaje de pastor se le notaban casi todos sus huesos.

Físicamente le costó recuperarse, pero sólo necesitó semanas para empezar a darse cuenta de que la vida tal vez sí merecía ser vivida, y que luchar era algo más que una simple opción. 

Primero convivió con pocos compis para ir acostumbrándose a estar con otros peludos, pero MARTIN evolucionaba rapidísimo, y no tardó en ser trasladado al numerosísimo jaulón de los podencos, ¡donde pasó a ser el rey!

MARTIN con Nils, completamente descolocado al llegar a APANOT
Viendo los pasos agigantados que daba, MARTIN empezó a salir a pasear suelto, y una vez más nos dejó con la boca abierta al comprobar que también era muy obediente, y plumero en alto se entremezclaba entre sus compis podencos, como creyéndose uno más. Una estampa que nos hacía reír a todos, y que echaremos tanto de menos...

Y así pasaron once meses, y mientras una cualidad se añadía a otra más, Gustavo se enamoró de una foto de MARTIN en facebook, y no tardó nada en ponerse en contacto con APANOT para ir a buscar a ese peludo que "es justo lo que estaba buscando...".

Días después del flechazo, MARTIN ahora se llama "Balto", y en vez de vivir en Icod ahora vive en Garachico junto a Gustavo, con quien ya sabemos que compartirá muchas horas de senderismo y de vida entre naturaleza.

Una adopción muy significativa para todos, y que a muchos dejará una inevitable añoranza, pero una añoranza deseada y por la que luchamos, porque los finales con los que soñamos son justo así... 

Once meses después tú también lo has conseguido, y desde hoy vas... ¡A SER FELIZ!

Te echaremos mucho de menos, a ti y, por supuesto, ¡a tu plumero! Hasta siempre, pastorcito...

16 abril 2013, ya MARTIN junto a su familia, nada más llegar a su casa