STANISLAO

STANISLAO
Refugio APANOT Tenerife

jueves, 4 de abril de 2013

PENNY, ¡adoptada!

Parece que fue ayer, pero PENNY llegó a APANOT en verano de 2012, hace ya casi un año.

Era de esas perritas que de primeras no llamaba la atención, pero al mínimo contacto casual ya te dabas cuenta de lo hermosa que era, la miraras por donde la miraras. Peludísima y esponjosa, pequeñita y risueña, PENNY curaba a la gente triste y hacía más dichosos a los felices. Y es que el aburrimiento no tenía nada que ver con ella.

Con apenas dos añitos de edad, ya llevaba uno en un jaulón, y aunque esta situación descolocaría a cualquiera, ella siempre tenía una sonrisa y un motivo para ponerse a patalear a dos patitas o panza arriba, y esperar la caricia que sabía que siempre recibía. Equilibrada, mansita y dulce como la miel, PENNY fue perfecta siempre, todos los días...

Y así, siendo encantadora, pasó un año en un jaulón. PENNY estaba en boca de todos, y nadie entendía qué hacía una perrita como ésta en un lugar como éste, pero a nuestras preguntas no había más que silencios como respuesta.

PENNY con su mami Esther, nueva voluntaria de APANOT
Hace algunas semanas Esther decidió hacerse voluntaria, y PENNY fue "su primera perrita". Esa perrita que alguien que todavía no conocemos nos da con collar y correa, y paseamos por primera vez, dejándonos marcados para siempre. Y entre pinos y piñas, y las historias que le iban contando por el camino empinado, fue surgiendo el amor en los montes de Icod.

Así que desde marzo APANOT no sólo ha ganado a una familia más de maravillosos voluntarios, sino que PENNY ha encontrado en ellos ese hogar que nunca llegaba, y que se hizo derrogar hasta aparecer el que estaba exactamente a la altura de lo que se merecía.

Ayer 3 de abril de 2013 PENNY por fin se despidió del jaulón de los pequeños y de la familia APANOT, para empezar a formar parte de un hogar en Las Lajas, donde sabemos que no le faltará de nada y podrá por fin roncar a sus anchas, como a ella tanto le gustaba cuando había algún ratito en calma, y le daban los rayitos de sol.

Costó lo suyo, pero tú te lo supiste tomar con alegría porque sabías que pronto ibas A SER FELIZ...

Hasta siempre, Penny Perrita Perfecta...

Collage de despedida que creamos para los padrinos de todos los peludos ADOPTADOS