STANISLAO

STANISLAO
Refugio APANOT Tenerife

lunes, 6 de enero de 2014

Hasta luego DON


"DON". Amadrinado por Leire Blasco, Sandra Barrera Vinent y Angelines Estévez.


A lo largo de una vida pueden encontrarse seres maravillosos y eso fue lo que pasó un 22 de noviembre de 2012 cuando decidiste subir al coche de Karmen. Alguien decidió prescindir de ti a tus largos años para que el resto pudiéramos disfrutar de ti, aunque fueran tan sólo 13 meses.

DON, un golden retriever de pura raza fue abandonado con avanzada edad, algunos tumores, una filaria que se lo iba comiendo poco a poco, varias infecciones y una desnutrición severa. ¿Pero quién dijo miedo?. En tan sólo unos meses dejaste atrás cada una de las enfermedades con las que te dimos la bienvenida, el problema es que a tu avanzada edad, no todo lo que vendría sería bueno.

Dejaremos las lamentaciones y los tecnicismos veterinarios para quedarnos con lo importante, tú. Cada ladrido, cada caricia, cada abrazo lo saboreabas con tantas ganas, querías comerte el mundo (y a un gran número de felinos apanoteros que osaban intentar robarte la cena), querías disfrutar de cada minuto que te había brindado la vida, esa segunda oportunidad que no olvidarás jamás. Encontraste lo que fue tu familia y tu hogar, en donde cada noche tenías tu camita calentita a los pies de tu amigos humanos, dormías rodeado de compis que te miraban con admiración y respeto, y además, sabemos de buena tinta que te encantaban las charlas nocturnas en donde arreglabas el mundo y hacías que todo fuera mejor.

No hay palabras para expresar lo que has significado para Apanot, la huella que dejas y la cantidad de corazones que te hicieron un hueco del que jamás te sacaran. Puedes irte DON, vete tranquilo, te dejamos marchar para que nos esperes donde decidas, mientras tanto échanos una patita y no dejes de cuidarnos porque hoy nos iremos a la cama sin palabras, con un nudo en la garganta y el cuarto algo más vacío, sabemos que lo dimos todo por ti y seguiremos con la misma fuerza para que tus amigos nunca sufran tanto como lo hiciste tu en un principio.

DON decidió dejarnos el día 1 de enero sencillamente por una razón; los mejores siempre quedan en el recuerdo.

¡Buenas noches DON, hasta luego!