STANISLAO

STANISLAO
Refugio APANOT Tenerife

martes, 26 de agosto de 2014

Bienvenida TEJA

"TEJA". Amadrinada por Tete Montelongo.


Cuando creemos que estamos curados de espanto, siempre llega algún caso que te deja sin palabras, apretando labios y puños, mientras inevitablemente se te rayan los ojos de ira, impotencia y lástima.


Añadir leyenda
Ella es TEJA, una pitt de unos 4 ó 5 años de edad que apareció por sus. propios huesitos en Apanot. Mientras se lavaban los cacharros después de disfrutar del almuerzo, una cabecita se asomó a la ventana diciendo "¡Hola!, ¿aquí es donde tratan bien a los perritos?". Completamente deshidratada por el calor y a punto de desvanecerse, ella nos encontró dejando que hiciéramos con ella lo que quisiéramos.






Por supuesto sin microchip obligatorio, con las tetas de haber parido no hace mucho, extrema delgadez llegando a considerarse caquexia, las orejas destrozadas por habérselas cortado para quedar más "chachi", repleta de pulgas y garrapatas, a parte de estar repleta de llagas probablemente de haberse media vida encerrada sin espacio y movilidad. Sus dientes están completamente limados, astillados y partidos, quién sabe si de aburrimiento y estrés no paraba de morder piedras o una cadena de la que quiso soltarse.



Es el momento en el que te planteas ¿para qué quiere alguien tener un perro y dejarlo llegar a este punto?. ¿Es que no somos conscientes del daño y la crueldad tan grande que ejercemos sobre un ser vivo?.





TEJA es una pitt de pura raza, la misma que para la ley es considerada Perra Potencialmente Peligrosa y debe tener infinidad de papeles en regla para sobrevivir pero... ¿por qué la misma ley no la ampara cuando un degenerado deja que, sea el perro que sea y de la raza que venga, llegue a este estado?.






Ahora le espera una recuperación que ojalá borré las cicatrices de este MALTRATO (en mayúsculas), pero sobre todo le haga olvidar un pasado demasiado injusto para cualquiera. Te prometemos comida diaria, una jaula en donde más que sea podrás moverte a tus anchas, cariño y la búsqueda de una nueva oportunidad.

Gracias por no rendirte y llegar a nosotros, porque ahora nos toca comenzar a buscar el mejor hogar con el que puedas soñar, mientras tanto...


¡Bienvenida TEJA!