STANISLAO

STANISLAO
Refugio APANOT Tenerife

lunes, 16 de febrero de 2015

Protagonista de la semana: LIMA

Nuestra nueva protagonista de la semana llegó a nuestras manos a principios de año, quizá era cosa del destino, quizá de la casualidad o sencillamente teníamos que "equivocarnos" para que ella fuera feliz.

Tras la búsqueda durante 2 meses de nuestro podenco perdido Limo nos dan un aviso con unas fotos en las que, aparentemente nos dan algunas pistas, aunque más bien nos aferramos a la única pista que hemos tenido de él en tanto tiempo. Tras varios días de intensa búsqueda por Cabo Blanco viendo varios perros "del pueblo" y algunos otros bastante asustadizos, divisamos a LIMA, en la misma calle de siempre y donde los vecinos dicen que pasa día a día por allí.

Tras percatarnos de nuestro error, mirar minuciosamente las fotos y ver que hemos seguido una pista falsa... ¿Quién es capaz de irse dejándola dormirse de pie en mitad de una calle?.

Tras intentar engatusarla con comida y varios intentos de ganarnos su confianza, algunos vecinos nos dicen que ronda la zona porque un vecino "raro" le da de comer. Justo cuando empieza a anochecer y es la hora de irse, llega un furgón y la reacción de LIMA nos deja asombrados. La alegría con la que corretea alrededor del furgón y los saltos que da, nos da curiosidad y tras acercarnos y hablar con ellos nos revelan una realidad bastante diferente.

El resto de los vecinos de esa calle, artos de verla merodear la zona, más de una vez habían intentado espantarla con gritos y patadas. Ella, fiel a la única persona en la que confiaba, le mostraba cariño y le daba de comer a diario permanecía en la puerta de su casa para disfrutar de su compañía.

Gracias a estos vecinos (los amables que cambian las patadas por el cariño) LIMA hoy se encuentra en el refugio buscando su nueva oportunidad.

Delicada, algo desconfiada al principio y con una alegría muy característica podenca, LIMA será nuestra nueva protagonista durante los próximos 7 días, ¿nos ayudas a encontrarle su primer hogar?.

Rompamos de nuevo el mito de los podencos y demostremos una vez más que están hecho para una CASA y no para cazar.

Comenzamos, ¡SUERTE LIMA!.