STANISLAO

STANISLAO
Refugio APANOT Tenerife

miércoles, 30 de diciembre de 2015

Hasta luego PIPPI

"PIPPI".

Se llamaba Pippi y su dueño se había aburrido de ella porque consideraba que “ya no le servía”.

Esta adorable perrita, mestiza de podenco y con edad para considerarla abuelita llegó a primero de diciembre de este mismo año pero por desgracia no acabaríamos el año juntas.

PIPPI escondía un grave problema de salud que no descubrimos hasta pasados sus primeros días de estancia en el refugio. Tenía diferentes fallos orgánicos sin remedio que nos llevaron a despedirnos de ella en cuestión de horas. Tuvo la suerte de morir en brazos de alguien que no paró de llorar mientras ella cerraba los ojos y se marchaba.






Al menos para nosotros sirvió de mucho el tenerte unos días y que te fueras rodeada de cariño.

Es muy triste despedirse pero no queda más remedio que decirte “Hasta luego” porque algún día volveremos a encontrarnos en ese maravilloso pedacito de cielo que alberga a las almas apanoteras.

PIPPI…