Portagonista de la semana: Proyecto APANOT

Portagonista de la semana: Proyecto APANOT
Refugio APANOT Tenerife

viernes, 2 de junio de 2017

LOLA... ¡De vuelta al Refugio!

La imagen puede contener: perro, exterior y naturalezaA veces tenemos que reconocer nuestros errores y admitir que nos equivocamos de pleno en alguna adopción, y el caso de Lola es uno de ellos.

Como sabréis por nuestra página, antes de comunicar que nuestra preciosa podenquita Lola había sido adoptada tuvimos que pedir vuestra colaboración porque se había escapado durante uno de sus paseos.

                                       


A raíz de ese escape, nos enteramos que en la semana que llevaba en su nuevo hogar era la tercera vez que se le escapaba a su nueva dueña, al salirse del arnés con el que la paseaba. Una vez que Lola fue atrapada por la Policia Local de Los Silos, le dimos a su dueña unas recomendaciones sobre la forma de atarla y el tipo de collar que debería usar.

Cuál es nuestra sorpresa, cuando a los dos días de este incidente, se planta con Lola en el refugio para dejarla allí de nuevo, alegando que salió unas horas a una evento y al regresar Lola había hecho algunos "destrozos".


Está claro que con el número de animales que tenemos en el refugio, es muy difícil llevar a cabo un protocolo de adopción mucho más denso, que nos permita detectar a este tipo de personajes que supuestamente "se ha criado con perros", pero abandona a un animal al mínimo problema de adaptación que surja en la convivencia.

Lola es una podenca tranquila, tiene ya sus añitos, pero como todo ser vivo necesita un tiempo de adaptación a las nuevas circunstancias, a las nuevas personas que deben hacer también un esfuerzo por entender y acompañar al animal en este proceso, hacerle saber que no sufrirá un nuevo abandono, y enseñarle que aunque te marches de casa un rato, siempre vuelves... muchos lo habéis hecho y sabéis de lo que estamos hablando.

Pero esta claro que hay personas que deberían tener vetada la adopción de un animal, si no se van a comprometer a asumir este proceso, que en la mayoría de los casos dura apenas unos días.

                              La imagen puede contener: perro y exterior

Por nuestra parte, recibimos de nuevo a LOLA con los brazos abiertos, y le prometemos que no será nunca más aquella podenquita invisible a la que nadie quiso adoptar, y esperamos verla pronto en un hogar que si se la merezca, porque es única.