Portagonista de la semana: Proyecto APANOT

Portagonista de la semana: Proyecto APANOT
Refugio APANOT Tenerife

viernes, 29 de septiembre de 2017

INA ¡¡adoptada!!

"INA". Apadrinada por la clase de 1º de bachillerato - 3 del Instituto Lucas Martín Espino


Llegó desde San Juan de la Rambla a principios de mayo de 2015 junto a su hermana Romy, ya adoptada, contando solo con 2 meses de edad.No sabemos que habrían pasado estas dos bellezas en sus primeros meses de vida, pero el terror que mostraba INA todo el tiempo nos hacía pensar que no fue nada bueno. Durante estos dos años que ha estado en APANOT ha sido uno de los casos más especiales que hemos tenido por ese miedo que la caracteriza, por tener siempre el rabito entre las patas y mirarnos como si pensara que íbamos a hacerle daño, aunque dentro de todo eso siempre se haya mostrado dócil y tranquila.






Romy tuvo suerte y fue adoptada a los pocos meses de su entrada en el refugio, pero INA, la más miedosa de las dos, no conseguía adaptarse a la vida en un jaulón ni a la presencia de las personas.







Por suerte, hay personas que también tienen una capacidad especial para entender y empatizar con este tipo de peludos que tienen experiencias traumáticas a sus espaldas. Una de esas personas es Kiko, que junto a su familia suele subir los domingos como voluntario a pasear perros. Desde el primer día existió una conexión especial entre Kiko e Ina. Cada domingo venia a buscarla al jaulón para darle su paseo y su dosis de calma, mientras los demás veíamos como Ina iba poco a poco sacando su rabito de entre sus patas.

                                         
En unas cuantas semanas se decidieron a llevarla a casa en acogida, aunque todos sabíamos ya que esta historia tenía un final indiscutible que se hacía oficial este domingo:¡¡INA ha pasado a formar parte de la familia de Kiko y Teresa!!


Sabemos que Ina está avanzando muchísimo en su nuevo hogar, que ya duerme tranquila y juega contenta, y que aunque todavía haya mucho trabajo por hacer, está con las personas adecuadas para conseguirlo.

Gracias familia por darle esa oportunidad, y tu INA, preciosa podenquita inolvidable, ahora que has aprendido a mover ese rabito de lado a lado cuando eres feliz, no pares de hacerlo nunca!!