STANISLAO

STANISLAO
Refugio APANOT Tenerife

jueves, 14 de junio de 2018

Bienvenida SUMATRA

SUMATRA”. No tiene padrinos.

Hembra, nacida en octubre de 2017, encontrada en Icod de los Vinos en junio de 2018.

Esta mini perrita, simpática y juguetona promete darnos muy buenos momentos.

Esperamos que pronto llegue tu oportunidad.

Hasta entonces…

¡Bienvenida SUMATRA!



jueves, 7 de junio de 2018

ROMEO ¡¡adoptado!!

"ROMEO". Amadrinado por Adaia Calderó.

Y es poco usual que alguien venga con la idea fija de querer un podenco, claro está que conocer a ROMEO es saber que te vas a enamorar.

Y eso es lo que le pasó a la nueva familia de ROMEO cuando subieron a conocerle al refugio tras la pérdida de su anterior perro.

¡A ser feliz podenco guaperas ladrón de corazones!

AZNAVOUR ¡¡adoptado!!

"AZNAVOUR".

Era fácil enamorarse de estos pequeños, pero hay familias responsables que deciden hasta empezar con clases de comportamiento para mejorar la calidad de vida de toda la familia.

Desde El Tanque y ahora llamándose Kuki, ¡toca ser feliz!.

NONA ¡¡adoptada!!

"NONA".

Y por fin llegó tu oportunidad de demostrar lo gran perrita que eres.

Ahora en San Francisco de la Montañeta con hermanitos perrunos y gatunos, ¡toca ser feliz!




Bienvenida ADAIA

ADAIA”. Amadrinada por Adaia Calderó.

Hembra adulta de tamaño pequeño, encontrada en Llanito Perera el 27 de mayo de 2018.

Esta pequeña fue encontrada cerca del refugio. En un primer momento pensamos que estaba perdida pero nadie la ha reclamado.

Es tranquila, cariñosa, se lleva bien con otros perros y le tiene mucho miedo a la correa.

¡Bienvenida ADAIA!



martes, 5 de junio de 2018

TRIO ¡¡adoptado!!

"TRIO".  Amadrinado por Victoria Bencomo y por Carmen Rosa Brito Hernández.

1.811 días es exactamente el tiempo que TRÍO ha tenido que esperar dentro de una jaula.

Por si no te salen los cálculos, eso son casi cinco años. Cinco años en los que TRIO ha visto pasar infinidad de compañeros, en el que ha recibido más ataques de los que nos gusta recordar y en el que nos ha pedido a gritos con su mirada que lo sacáramos de esa jaula en infinidad de ocasiones.

Pero, cómo solemos decir, lo imposible solo tarda un poco más...





Tenía que llegar la familia de TRIO y así fue. Dayla vino de visita al Refugio, quería conocer un cachorro, nunca había tenido perro y todavía estaba sopesando la decisión... pero, entonces, su mirada se cruzó con la de Trío. Un paseo fue suficiente para que todas esas dudas desaparecieran y tomara la decisión que cambiaría la vida de nuestro osito para siempre.

Desde hace ya algunos días, Trío disfruta de su hogar y su familia, donde se ha convertido en un cachorrito y disfruta de todo el tiempo perdido.

Os deseamos la mayor felicidad del mundo.